¿Qué es la ortoqueratología?

 

En su concepto más básico, la Ortoqueratología nocturna u Orto-k  es la ciencia mediante la cual,  se modifica la curvatura o forma de la córnea, para variar el enfoque de la luz cuando ésta llega a la la retina en el fondo del ojo. Piense en la córnea como si fuese el equivalente al cristal de un reloj. Se trata de una estructura transparente, en forma de cúpula que se eleva sobre el iris coloreado. Su tejido es muy similar a la piel  húmeda, y como ésta es muy flexible. La córnea separa el ojo del aire y del resto del mundo exterior, y como tiene una curvatura que enfoca la luz hacia el fondo del ojo, es responsable de la mayoría del poder refractivo del ojo, contribuyendo por tanto a diversas condiciones como la miopía, la hipermetropía  y el astigmatismo.

Cuando te decantas por la Orto-k para compensar tu defecto refractivo, deben realizarse algunos examenes. Lo principal de estos tests es determinar que tus ojos están sanos. El ortoqueratologista examinará la retina y comprobará la salud de las partes externas del ojo. El otro test clave es el “mapeado” de tu córnea. Para realizarlo se utiliza un instrumento llamado Topógrafo Corneal. Al igual que un mapa topográfico de un terreno nos muestra colinas, planícies y valles, el topógrafo corneal ofrece información de la forma exacta de tu córnea. La información de tu mapa corneal, junto con los parámetros de tu córnea y la prescripción que necesitas para corregir tu visión, son los datos usados para diseñar la lente necesaria para crear el efecto ortoqueratológico.

El día que vayas a recoger tus lentes ortoqueratológicas serás instruído en la colocación, extracción y cuidados de las mismas. En ese momento, se evaluará la adaptación de tus lentes y serás citado tras haber dormido la primera noche con ellas. Este primer día, tras la primera noche, tu profesional volverá a evaluar la adaptación y realizará otra topografía de tu córnea.

Durante el perido inicial de la adaptación, tu Ortoqueratologista monitorizará tu salud corneal y la efectividad del tratamiento. En algunas ocasiones, estas primeras lentes deberán ser cambiadas por otras hasta conseguir los objetivos deseados.

 

La Ortoqueratología puede producir resultados en un sorprendentemente corto espacio de tiempo. La duración del tratamiento para conserguir los objetivos previstos, puede variar de un paciente a otro. Los factores que pueden influir incluyen:

  1. Tu graduación inicial
  2. La rigidez corneal
  3. Calidad y cantidad lagrimal
  4. Tus expectativas

A los pacientes se les avisa que seguramente deberán usar sus lentes cada noche para mantener su visión correctamente corregida durante todo el día. No obstante, algunos pacientes solo tendrán que usar sus lentes en noches alternas o incluso cada tres o cuatro noches. La causa de ello es la flexibilidad de tu córnea.

Find an Ortho-K Doctor